Cambios producto del exceso de hormonas tiroideas a nivel del tejido hepático (HÍGADO):


Hormonas tiroideas sobre el hígado.png


En el hígado las hormonas tiroideas fomentan la expresión génica de proteínas que favorecen la ruta de señalización del glucágon/adrenalina mientras que reprimen la expresión de genes que codifican para proteínas promotoras de la ruta de señalización de la insulina como por ejemplo la represión del gen codificante para proteína quinasa B (PKB) provocando así una insulinorresistencia hepática, asimismo; en específico para las rutas metabólicas tenemos:
a) T3 promueve la activación de las rutas glucogenolíticas y neoglucogénicas gracias a la estimulación de la los factores de transcripción nucleares característicos de la acción de las hormonas esteroideas mediante la unión a su receptor TRβ2 tales como CREB (proteína de unión al elemento de respuesta al AMPc) y FOXO1 quienes promueven la síntesis de enzimas asociadas a estas rutas entre las cuales encontramos las siguientes: fructosa 1,6 bifosfato fosfatasa quien desfosforila la fructosa 1,6 bifosfatasa a fructosa-6-P, favoreciendo la neoglucogénesis, asimismo se estimula la transcripción del gen para glucosa-6-P fosfatasa, cuya función consiste en la hidrólisis de una molécula de glucosa-6-P convirtiéndola en glucosa libre y Pi, la glucosa libre puede ser liberada por los transportadores GLUT-2 hacia la sangre, también mediante el mecanismo de acción de esta hormona se favorece la expresión génica de factor encargado de promover la transcripción de la enzima piruvato carboxilasa (conversión de piruvato a oxalacetato) y fosfoenolpiruvato carboxiquinasa (transformación de oxalacetato/alanina a fosfoenolpiruvato) favoreciendo de esta manera la ruta neoglucogénica, en cuanto a la ruta glucogenolítica, ésta es promovida debido a que se estimula la expresión de la enzima glucógeno fosforilasa la cual rompe la molécula de glucógeno mediante una reacción de fosforólisis en moléculas de glucosa-1-P (que posteriormente por la fosfoglucomutasa se convierten en glucosa 6-P) entrando al último proceso de la neoglucogénesis y siendo liberadas al torrente sanguíneo.
b) T3 estimula la salida de glucosa del hepatocito a la sangre, debido a que estimula expresión de ARN mensajero en el núcleo a nivel del cromosoma 3 que se traducirá en la síntesis de transportadores de glucosa GLUT-2, los cuales permitirán el flujo de glucosa desde el hepatocito hacia la sangre.
c) T3 suprime a nivel nuclear la expresión del factor de transcripción para la síntesis de las enzimas glucolíticas como lo son: la enzima hexoquinasa IV (glucoquinasa) quien fosforila la glucosa que entra desde la sangre hacia la célula para convertirla en glucosa-6-P y promover la glucólisis, piruvato quinasa quien transforma el fosfoenol piruvato en piruvato favoreciendo la terminación de la glicolisis cuya expresión génica es disminuida por el mecanismo señalización de T3. Igualmente disminuye la expresión del factor de transcripción de la glucógeno sintasa (promueve la formación de glucógeno a partir de residuos de glucosa), inhibiendo de esta manera la ruta glucogenogénica.
d) T3 en el hígado estimula la lipogénesis, mediante la modificación nuclear de promotores que codifiquen para la síntesis del gen ChREBP que codifica para la síntesis de enzimas lipogénicas como lo es la ácido graso sintasa y asimismo T3 promueve la transcripción de ARNm codificante para la síntesis de enzima málica la cual transforma el malato (proveniente del oxalacetato) en piruvato, esta reacción reduce coenzimas de NADP+ en NADPH + H+, las cuales son sustrato precioso del complejo enzimático ácido graso sintasa cuya función es formar palmitato (un acido graso libre) el cual puede ser utilizado/acumulado como combustible para el desarrollo de las funciones hepáticas o puede ser reesterificado para formar triacilglicéridos, los cuales a su vez pueden ser constituyentes de lipoproteínas de origen endógeno como lo son las VLDL.
e) Asimismo la neoglucogénesis también es fomentada por los esqueletos carbonados de alanina y lactato que pueden ser tranformados por transdesaminación y reducción (respectivamente) en piruvato que posteriormente ingresa dicha ruta metabólica liberando glucosa en sangre. Este es un efecto indirecto de las hormonas tiroideas que luego explicaremos más detalladamente, pero podemos afirmar que estos sustratos llegan desde el músculo por el aumento del metabolismo basal producto de la acción de las hormonas tiroideas en dicho tejido.