Cambios producto de la sobreproducción de hormonas tiroideas a nivel del tejido adiposo:

efectos de las hormonas tiroideas sobre el adipocito.png

a) En este tejido, las hormonas tiroideas estimulan la lipólisis y restringen la lipogénesis, la lipolisis consiste en la degradación triacilglicéridos a ácidos grasos libre para posteriormente producir acetil-CoA. Esta acción se explica debido a que las hormonas tiroideas producen a nivel nuclear un aumento en la expresión de los receptores β-2 adrenérgicos (receptores de catecolaminas como la adrenalina) favoreciendo el mecanismo de señalización de los receptores acoplados a proteína G (involucra la producción de altas concentraciones de AMPc que funciona como segundo mensajero para la activación de proteínas quinasas), este mecanismo activará a la enzima PKA; la cual por modificación covalente reversible activará a la lipasa sensible a hormonas (LSH) y a las perilipinas (enzimas lipolíticas) la LSH estimulará la degradación de triacilglicéridos hasta transformarlos en ácidos grasos libres y glicerol. De esta manera pueden ser movilizados hacia la sangre para viajar hasta el tejido adiposo e inducir la lipogénesis.
b) Al mismo tiempo las hormonas tiroideas T3 y T4 pronueven la expresión del gen factores de transcripción involucrados la lipogénesis ChREBP (que en los seres humanos no es un mecanismo que se dé con gran magnitud en tejido adiposo), promoviendo este proceso, producto de ésto debido a los altos requerimientos del metabolismo basal como consecuencia lipólisis el proceso de lipólisis dse producirá de manera continua recibiendo aportes tanto de la lipogénesis hepática como del tejido adiposo. La lipólisis consiste en la degradación de triglicéridos a ácidos grasos libres, como se explicó anteriormente es promovida por la adrenalina, es decir que la capacidad del tejido adiposo blanco de almacenar grasas en la gran gota de lípidos se va reduciendo paulatinamente cuando las hormonas tiroideas ejercen un efecto a largo plazo.
c) Asimismo se estimulará en esta tejido la degradación de glucosa puesto que se fomentará la expresión de los transportadores GLUT-4 que permitirán la entrada de glucosa a la célula desencadenando la glucólisis, esta ruta se utilizará como mecanismo energético de este tejido.
d) Específicamente en el tejido adiposo pardo, el exceso de hormonas tiroideas aumenta la expresión del gen codificante para la termogenina que corresponde al UCP1 como ya se explicó anteriormente la termogenina es un desacoplante de la membrana mitocondrial interna, el cual desvía la formación de energía hacia la producción de calor, causando un aumento de la temperatura corporal.